Artículo de Opinión

El otro día la Cofradía de Dolores llevó a cabo una procesión extraordinaria con las imágenes titulares del Cristo de la Misericordia y la Virgen de Dolores. Hemos podido comprobar lo que vengo diciendo hace tiempo. Por un coste mucho más bajo, el Cristo luce mucho más con ese monte de clavel que con rosas. Una vez más hemos podido constatar que la Cruz le hace un flaco favor a la imagen del Señor. Es tan sumamente grande que no se puede apreciar nada bien, sobre todo por detrás. La Cruz literalmente se lo "come". Ojalá la Cofradía deje de realizar gastos "tontos" e "innecesarios" en el futuro y haga ya lo posible por incorporar a esta imagen una Cruz Arbórea. En cuanto a la Virgen no voy a comentar nada de como iba vestida, pues sería más de lo mismo. En cuanto al adorno floral, demasiado verde y las piñas de flor demasiado grandes e iguales en tamaño. También he de decir que al ser una procesión extraordinaria, la Cofradía ha perdido una gran oportunidad de sacar a la Virgen bajo palio, recordando momentos de su historia en que si lo hizo. Espero que desde la dirección de la Hermandad hagan ese guiño a la historia en la próxima procesión del 15 de octubre y salga en el paso de la Piedad bajo palio, sería otra imagen para el recuerdo. En cuanto a la música creo que sobraba una banda. Demasiado juntas y pisándose por momentos unas y otras. Por último, sobraban los pendones de los tercios. El protagonismo era de los dos titulares. Cristo y Virgen. Con pendones de estos y bandera de la Cofradía, sería más que suficiente y no tanto desfile de pendones. ES UNA COFRADÍA, no varias. Por lo demás, felicidades por el esfuerzo.