El abrazo de la esperanza


Desde el pasado domingo ya tenemos otra vez Obispo de forma oficial. Luis Ángel de las Heras, un religioso de la Orden de los Claretianos. Un hombre comprometido a lo largo de su vida con los más necesitados y los más vulnerables. "Llego a hacer Misión". Esas fueron algunas de sus frases más repetidas desde que se conoció hace un par de meses su nombramiento como el nuevo Pastor de nuestra Diócesis de Mondoñedo Ferrol.
El sábado se celebró su ordenación en Mondoñedo, y ya el domingo en San Julián hizo su aparición ante los ferrolanos. En San Julian se encontraron por primera vez el Obispo y César Carreño, fraile mercedario y a la vez presidente de la Junta de Cofradías. Ambos tras una amena charla se fundieron en un abrazo. Yo quiero definir este como el "Abrazo de la Esperanza". Pues eso precisamente esperamos los cofrade. Que sea un abrazo que marque un antes y un después para nuestras Cofradías y que realmente iniciemos un cambio de rumbo que se antoja necesario desde ya hace muchos años. Esperemos que sea un Obispo implicado con el mundo cofrade y que no reine la "dejadez" más absoluta como la mostrada por el anterior. Para mí uno de los grandes culpables de que la actual situación de las Hermandades perdure en el tiempo. Falta de liderazgo, falta de carácter o simplemente pasotismo, fue lo que dio Sánchez Monge a nuestras Cofradías. También sería bueno que a alguno de la curia que le gusta poner obstáculos a todo lo que respira Cofradías, fuera llamado a capítulo. Espero a la vez que este exija a las Cofradías que se muestren vivas durante todo el año y que no sean como más de una, mucha Cofradía y poca Hermandad. Osea, meros procesionantes.
Esperemos que el nuevo Obispo, Luis Ángel de las Heras venga realmente a hacer "Misión" también a las Cofradías y haga limpieza en alguna de ellas. Un buen comienzo sería convocar unas democráticas elecciones en Dolores y las Angustias. Y luego, luego queda mucha tela que cortar.